Policía de Cundinamarca desarticula banda dedicada al expendio de estupefacientes

 

  • Delincuentes utilizaban menores para evadir a las autoridades.

 

(Cundinamarca, 27 de julio de 2017). La captura de 18 personas, entre ellas alias “La mona”, de 54 años y su hijo, alias “Geovanny”, cabecillas de un grupo delincuencial dedicado al expendio de estupefacientes en el municipio de Zipaquirá, fue el resultado de los operativos liderados por la policía de Cundinamarca, en coordinación con la Fiscalía seccional y unidades del Ejército Nacional.

“Esta estructura recibía cerca de $5 millones diarios, en ese sentido, estamos hablado de $160 millones mensuales, producto de la distribución de sustancias psicoactivas”, explicó el coronel Edwin Chavarro Rojas, comandante de la Policía de Cundinamarca, quien además afirmó que estos resultados son producto de la acción conjunta con los diferentes cuerpos de seguridad y convivencia, el apoyo de las autoridades político administrativas y la comunidad.

Las labores de inteligencia e investigación criminal que incluyeron la acción de agentes encubiertos permitieron desmantelar el grupo criminal dedicado al expendio de sustancias psicoactivas, las cuales eran distribuidas en el centro del municipio, plazas, parques y algunos barrios de este territorio, bajo la modalidad de uso de menores para evadir a las autoridades.

Los capturados fueron puestos a disposición de las autoridades competentes por los delitos de concierto para delinquir y tráfico de estupefacientes.

En lo corrido del año, la ofensiva contra el microtráfico en Cundinamarca ha permitido la captura de 148 personas por el delito de tráfico de estupefacientes, así como la incautación de 19.150 dosis de sustancias alucinógenas en el municipio de Zipaquirá.