Mi Gente: Barrio Bosque de Silesia

Problemas como inseguridad, poca presencia policial e ineficiencia por parte de la Administración Municipal para mitigar los riesgos en la zona, son aspectos por los cuales los habitantes reclaman acciones por parte de la Alcaldía.

 

Este sector fue fundado hace aproximadamente 20 años. Allí residen alrededor de 170 familias. En sus inicios era un predio perteneciente al señor Juan Reyes, y se destinó para la realización de un proyecto de vivienda, que aún se puede observar. Pocos de los primeros habitantes del sector aún viven ahí. La gente es carismática y trabajadora. Actualmente no cuentan con presidente de Junta de Acción Comunal.

Barrio Bosques

Una residente del sector, quien ha vivido gran parte de su vida en el lugar, aseguró que se estableció allí para vender comida a quienes trabajaban construyendo las viviendas. Al referirse al descuido del sector por parte de la Administración Municipal, afirmó que “el papel aguanta todo. Una cosa es hablar y firmar y otra muy diferente hacer”. Veinte años después, este barrio aún no cuenta con los suficientes espacios recreativos, hay calles sin pavimentar y algunas áreas están en mal estado.

A pesar de todo, sus habitantes aseguran que la vida en el sector es agradable, ya que tienen un buen acceso al transporte público, respiran aire limpio, cuentan con una gran cantidad de árboles y la vista es encantadora.

Otro habitante del sector afirmó que el tema de seguridad es complicado y que, desafortunadamente, hay poca presencia policial.

A considerar

Durante varios años, el sector ha sido considerado una zona de alto riesgo, lo que se ha convertido en un problema para la comunidad.

En septiembre de 2015, los habitantes se reunieron con la Administración Municipal para discutir el fallo judicial proferido por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, dentro de la acción popular 2007-420. Dicho fallo registra que se han realizado estudios técnicos por parte de la Universidad Nacional en los que se asegura que la zona no es de alto riesgo, pero que se debe asegurar el lugar con muros de contención, para mitigar la situación. En el encuentro se debatió sobre la reubicación de la comunidad.

En 2013, la CAR (Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca) destinó un valor de 3.900 millones de pesos para la mitigación de riesgos en el municipio de Zipaquirá. Entre las obras presupuestadas estaba la del Barrio Bosques de Silesia. De este dinero, por parte de la administración, fueron destinados para el sector cerca de 2.400, y el resto se usó para la construcción de muros de contención en los sectores del proyecto de vivienda Villa Juliana.

Algunos habitantes aseguran que se les ha brindado poca información sobre el tema y que, hasta la fecha, siguen a la espera de una solución y de la terminación de las obras, que poco han progresado.

Durante el cierre de sesiones por parte del Concejo Municipal, durante la administración del exalcalde Marco Tulio Sánchez, se discutió el tema y se concluyó que se establecería un predio de reubicación, pero la reacción de los habitantes fue negativa, ya que algunos se niegan a desplazarse, pues para ellos “nadie garantiza que se llevará a cabo la reubicación y reconstrucción de viviendas tal como lo prometen los políticos”.

En conclusión, se definió un predio y es responsabilidad de esta nueva administración realizar dicha reubicación.

La gente opina

Aseguran que irse de su espacio es imposible, ya que es su techo y afirman que les generan “tristeza que desalojen el barrio, pero lo cierto es que unos quieren, otros no”.

Además, habitantes del barrio reclaman que les dicen ser ilegales o que están en zona de riesgo, “pero a la hora de pagar servicios y demás son completamente legales”.

Registramos a los habitantes como anónimos ya que, debido a la gran problemática del sector, piden no ser expuestos sus nombres. Se hace un llamado a la unión, al apoyo de los intereses colectivos y a las mejoras para las viviendas dignas. Este es el llamado de todos los habitantes del sector de Silesia.