Finkana, PARQUE TEMÁTICO NATURAL en Zipaquirá

ECOTURISMO

Para recuperar la cultura del campo, el respeto por la naturaleza, y los saberes de nuestros mayores. Con proyección social ofrece servicios a la población de bajos recursos y a colegios.

Por Adriana Rincón Forero. Periodista*

Desde 2015, Finkana viene posicionándose como un atractivo turístico único en la región, brindando a toda la familia una experiencia de reencuentro con el mundo natural.

Ubicado en el Km 4 Vía Briceño – Zipaquirá y reconocido por su importante afluencia de visitantes de Bogotá, Cota, Chía y Cajicá, así como de extranjeros procedentes de Estados Unidos, España, Venezuela, Argentina y Alemania, este importante ejemplo de emprendimiento social inició su historia desde que fue inaugurado en 2006, como una franquicia del reconocido Parque Panaca ubicado en el Eje Cafetero. Luego, con la culminación de esta en 2015, se dio vida a la nueva marca Finkana.

Un aula en vivo

Para Yenny Páez, Directora Comercial, la razón de ser de este parque se centra en “Recuperar la cultura del campo, el respeto por la naturaleza, así como los saberes de nuestros abuelos y padres”. Es así, como chicos y grandes tienen la posibilidad de interactuar con los animales del parque acariciándolos, dándoles concentrado o biberón; estos acercamientos permiten la sensibilización de las personas y la apropiación del entorno.

Porque la leche no viene del empaque

El rápido crecimiento de las ciudades, la masificación de la tecnología y el incesante ritmo de la cotidianidad han abierto una brecha entre el campo y la ciudad, así, lamentablemente muchos niños y niñas jamás han tenido experiencias como la de ordeñar una vaca o de recoger los huevos de un corral de gallinas. “En ocasiones, uno les pregunta a los pequeños ¿De dónde sale la leche? A lo que ellos responden ¡De la caja!” Afirmó Yenny Páez. Por eso en Finkana se ofrece el espacio, la interacción y el reconocimiento de lo natural, del origen de los productos que consumimos a diario y de la importancia de conservarlos.

¡Todos a La Sembratón!

Finkana ofrece un amplio espacio donde lo verde, natural y saludable es protagonista de la curiosidad de toda la familia. Se trata de una pequeña huerta libre de químicos y otras sustancias perjudiciales para la salud. Estos increíbles frutos del suelo son vendidos a los visitantes a precios cómodos, así se genera una cultura de alimentación sana.

Las personas mayores son quienes más disfrutan de esta actividad, allí realiza un viaje al pasado donde recuerdan la historia de sus padres y abuelos, se les escucha sobre las propiedades medicinales de ciertos alimentos o de la rutina diaria de sus mejores años como campesinos.

Turismo social para población de bajos recursos.

Pensando en aquellos que no poseen los recursos económicos para poder disfrutar de esta gran experiencia, fue creado “Finkana Social”, programa que una vez al mes, un colegio o fundación recibe pases de cortesía. Basta con enviar una carta o comunicado donde se solicite el ingreso de forma gratuita. Después de ser analizado por un comité, el parque responde a la solicitud.

adriana.rincon@elobservador.co