Catedral de Sal abre sus puertas a estudiantes del departamento.

  • Se espera que en las próximas visitas participen cerca de 3.500 niños y niñas de las instituciones educativas oficiales de Cundinamarca.

 

(Cundinamarca, 12 de septiembre de 2017). Con la visita de 1.615 niños y niñas pertenecientes a las Instituciones Educativas Departamentales (IED) de municipios no certificados a la Catedral de Sal de Zipaquirá, arrancaron en firme las salidas lúdico-pedagógicas promovidas por la Secretaría de Educación de Cundinamarca.

 

Estas actividades respaldan el propósito del gobierno departamental de garantizar el desarrollo de todas las potencialidades del ser humano, orientadas hacia el goce integral y equitativo de los derechos humanos con un enfoque diferencial, de acuerdo con las condiciones de la población y territorio, educación y cultura, plasmado en el plan de desarrollo departamental “Unidos podemos más”, a través de su eje estratégico Generación 2036.

 

De esta manera, según la cartera educativa departamental, estudiantes de primaria, entre los 7 y 13 años, tienen un espacio fuera del aula de clase, donde fortalecen el desarrollo de habilidades y competencias cognitivas, sociales, culturales, deportivas y ciudadanas, bajo ambientes saludables que garanticen afecto, diversión, juego, participación, protección y respeto a la integridad de la vida y la diferencia.

 

Las salidas lúdico-pedagógicas, además, brindan a los niños alternativas de esparcimiento para el uso productivo, recreativo y aprovechamiento del tiempo libre.

 

Durante las próximas visitas a esta catedral tallada completamente en sal, única en su tipo y construida 180 metros bajo tierra, se espera la participación de 3.450 estudiantes de los municipios no certificados.