Opinión: Por: Alfonso MORILLO RICAURTE.

Talvez públicamente no lo hemos confesado, mi lema personal, mi política, es ser apolítico, de ahí que pocas veces o casi nunca tratamos temas atinentes a la opinión que cada quien tiene pleno derecho a mantenerla. La ocurrencia diaria es tanta que bien se merece un concepto ocasional. Consultamos al colega y excompañero de Caracol radio, Ricardo Peláez Duque, periodista objetivo e imparcial y nos dice que “la politización, la polarización, la radicalización, la objetividad y la subjetividad, son palabras que están tomando asiento en las manos del ser humano, que están creando inconsistencias, incongruencias y dificultades”. En consecuencia, nuestra pregunta es: ¿Hasta cuándo?

El papa Francisco en su reciente encíclica “FRATELLI TUTTI”, (Hermanos Todos), en uno de sus partes dice:” El dogma de la fe neoliberal es un pensamiento pobre, repetitivo, que propone siempre las mismas recetas frente a cualquier desafío que se presente”. Y agrega: “La falta de diálogo implica que ninguno, en los distintos sectores, está preocupado por el bien común, sino por la adquisición de los beneficios que otorga el poder, o en el mejor de los casos, por imponer su forma de pensar”.

Los precandidatos a la Presidencia de la República para el próximo periodo, hasta ahora conocidos, coinciden en la necesidad de una reconciliación nacional para evitar que el país pierda el desarrollo alcanzado en los últimos años. Seguramente será el mismo tema central de todo cuanto candidato que aparezca. Se hará realidad o simplemente una promesa de campaña.

A medida que avanza el teletrabajo se escuchan voces, en el sentido de que no es creíble cómo los prestadores del servicio de internet no apliquen principios de equidad, privacidad y seguridad, al venderles planes costosos a usuarios honrados que pagan sus servicios, mientras que un 80 por ciento de la población restante accede a ellos mediante el hackeo o haciendo uso ilegal de ellos.

Hacen referencia claramente a empresas de mayor contexto o de mayor número de clientes en el mercado, deberían responderles a los usuarios que obligatoriamente pagan el servicio. Son muchas las aristas del problema y, en conclusión, se nota que la ley y la justicia, no se ven con “claridad” ni tampoco “movimientos” visibles.

El barrio El Cortijo está situado junto al Seminario de los Padres Pasionistas de Cajicá. Por el sector atraviesa la Avenida San Gabriel, decorada con jardines floridos y amplios andenes. El alcalde Fabio Ramírez llegó de visita para socializar la construcción del salón comunal, con recursos apropiados tiempo atrás. Los habitantes convocados a la reunión expusieron sus tesis, unos a favor y los menos en contra. No hubo acuerdo y se espera la decisión oficial. La polarización que azota al país, sigue haciendo carrera y se ve hasta en las pequeñas comunidades.

La gente de a pie nos preguntamos cómo y por qué Donald Trump, tras sus constantes burlas y desafueros en contra del COVID-19 quedó sano y salvo tres días después de ser hospitalizado. Nos respondieron:  ni tus familiares ni tus amigos ni tus paisanos ni mucho menos tú tienen el cargo de Presidente de los Estados Unidos.

Confinamiento pandémico bien aprovechado. El director del periódico EL OBSERVADOR, Julio León, aprovechó el encierro durante los primeros meses del Cavad 19, para elaborar un vitral, dedicado a la portada del periódico en su edición 70 de mayo de este año. Se trata del ave migratoria procedente de Canadá, llamada Tanga Veranera. El vitral, mide 2 metros de alto y 1.30 de ancho, está colocado en el jardín de la casa editorial.

El meme de la semana.

EL VITRAL DEL AÑO, una creación durante estos tiempos de retiro del director de EL OBSERVADOR Julio León R., orientado por el maestro Carlos Osorio. Cómo se nota esa vena creadora de alto vuelo de Julio León, la misma que toda la vida lo ha acompañado desde sus años juveniles de estudios en Paris.  

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: