Las partículas viajaron 10 mil kilómetros desde África. Foto: Ediberto Devia. EL OBSERVADOR

Esta semana que pasó, fuimos testigos en EL OBSERVADOR de que un manto de nubarrones café lácteo se posaba sobre el horizonte y los cerros de Sabana Centro al norte de Bogotá. Inicialmente pensamos que era un cielo contaminado por la reactivación empresarial autorizada por el gobierno nacional, pero luego supimos que el fenómeno fue atribuido por los expertos ambientales a las arenas del desierto del Sahara, que por estos días dejan sentir su coletazo en la región.

Desde la cercana capital del país, Bogotá, se dijo: “Al parecer son las arenas del desierto del Sahara que llegaron a Bogotá», por parte de Daniel Bernal, experto en calidad de aire, quien explicó que la red de monitoreo oficial de Bogotá muestra una mala calidad del aire en especial por material particulado más grande de lo típico, lo que indicaría que sería arena.

Agregó para Semana Sostenible, que la red de monitoreo de ciencia ciudadana mostró los sensores en amarillo, a diferencia de los días y semanas anteriores que estuvo en verde. «El mapa satelital de Copernicus muestra a La Guajira y vecinos muy afectados, lo mismo que el mar Caribe. Aquí la afectación no es tan grande, pero hay una corriente de vientos desde Venezuela que puede traer esta arena. El mapa de incendios tiene muy pocas alertas». Concluyó Bernal que son la arenas del Sahara. «Este fenómeno ha afectado mucho a Centroamérica. En la Guajira tenemos un sensor, pero lleva 15 días fuera por falta de internet».

Foto: Edilberto Devia.

Viajó desde África

El fenómeno de la densa nube de arena que está por desaparecer estos días, viajó 10.000 km desde África y de acuerdo con Olga Mayol, experta del Instituto de Estudios de Ecosistemas Tropicales de la Universidad de Puerto Rico, “la actual nube tiene las concentraciones más altas de partículas de polvo observadas en la región en el último medio siglo”, según publicó la agencia de noticias BBC Mundo.

Para comprobación de la presencia del fenómeno en Cajicá nuestro acucioso reportero gráfico de EL OBSERVADOR, Edilberto Devia, registró las siguientes imágenes a la entrada del municipio por los sectores del barrio Gran Colombia y la Variante a Zipaquirá, la mañana del martes 23 de junio.

Texto: Héctor Tabares O.

Please follow and like us:
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: