Es tiempo de vacaciones, las residencias deshabitadas son una tentación para los ladrones (los llamaban “amigos de lo ajeno”), y más en este momento de COVID-19, cuando la inseguridad se ha disparado.

A continuación, le presentamos una lista de recomendaciones para que evite robos:

  • Evite comentar con desconocidos su plan de viaje tanto en persona como en redes sociales, nunca sabrá quién puede estar detrás de un robo. Y, por otro lado, tampoco lo haga sobre sus ingresos u objetos de valor que guarda en casa.
  • Pida a algún familiar o amigo de confianza que dé vuelta a su vivienda o finca mientras no está, prendiendo alguna luz o cerrando alguna cortina se cumplirá con el efecto de una casa habitada.

-Si está dentro de sus posibilidades, instale dispositivos de seguridad como alarma o cámaras, las cuales te permitirán vigilar su morada mientras se encuentra fuera.

-Refuerce cerraduras en puerta principal, balcones y ventanas. Y siempre que salga cierre todo con llave y pasadores.

-Cierre muy bien ventanas y puertas, y revise cualquier acceso a su vivienda que pueda permitir una entrada fácil a los ladrones.

Translate »