Por: Alfonso MORILLO RICAURTE

PERO OCURRIÓ

  • El acontecimiento que dejó estupefacto al mundo entero durante la primera semana del año que comienza, tuvo lugar en Washington, nada más ni nada menos que en el Capitolio de los Estados Unidos, el edificio que alberga las dos cámaras del Congreso del país del norte, de paso considerado la cuna de la democracia mundial. Guardadas las proporciones, hechos similares han ocurrido en países “bananeros”, con democracias o gobiernos frágiles de trayectoria.

“QUIETO TODO EL MUNDO”

  • Con protagonistas y objetivos diferentes, talvez un hecho casi similar ocurrió en España el 23 de febrero de 1981. Se trataba de dar un golpe de Estado en el salón de Plenos del Palacio de la Cortes, cuando numerosos guardias civiles, dirigidos por el coronel Antonio Tejero, irrumpieron durante la votación para la investidura del candidato presidencial Leopoldo Calvo Sotelo, de la Unión de Centro Democrático. La Constitución española salió airosa y los responsables están condenados a muchos años de prisión.

PREMEDITADO, ORGANIZADO, INCITADO

  • El asalto al Congreso de Estados Unidos para torpedear la postulación del presidente electo Joe Biden, fue incitado públicamente por el presidente Donald Trump, bajo el pretexto de marchar al Capitolio. Nada fue imprevisto según conceptos fundamentados. La mayoría de los asaltantes no residía en la capital estadounidense, provenía de diferentes estados de la unión de los Estados Unidos de América. Los disfraces que muchos exhibieron no eran improvisados. Es decir, todo fue preparado con antelación.

CONMOCIÓN MUNDIAL

  •  La toma de ese escenario democrático ha sido calificada de “demencial”. Con razón muchos congresistas de ese país han coincido en que el Presidente Trump, posiblemente no se encuentre en sus cabales condiciones mentales. Aunque a última hora el mandatario republicano ha cambiado de tono, al parecer, no como signo de arrepentimiento sino para evitar consecuencias legales y políticas.

EL PODER PARA QUÉ 

  • Observadores internacionales se preguntan cuál es el interés de Trump de mantenerse en el poder. Bien conocido es el poderoso imperio económico que posee. Alrededor de 60 propiedades entre casinos, campos de golf y una cadena de hoteles. De hecho, en lo que lleva como presidente desde el 20 de enero de 2017, ha pasado fuera de la Casa Blanca en más de un cuarto del total de sus múltiples propiedades. El Smithsonian Channel, la señal televisiva estadunidense especializada en documentales, mostró, con autorización de su propietario, el poderoso avión de Trump con sus exabruptos y excesos de lujos, algunos de los cuales las chapas de oro de los cinturones de seguridad.

AMANECERÁ Y VEREMOS

  • No hay duda de que aquellos actos vandálicos fueron organizados con anterioridad, pero hasta ahora no conocemos dónde estuvieron las fallas que facilitaron el asalto al Capitolio de Estados Unidos. Lo cierto es que la seguridad del majestuoso edificio y los servicios de inteligencia de la nación no procedieron como debieron proceder. Los observadores dicen no creer que nadie haya advertido los preparativos del bochornoso acontecimiento. Amanecerá y veremos.

ESTA VEZ FALLAMOS EN COLOMBIA

  • Los medios de comunicación europeos rompieron su sobriedad aquel día ante los insólitos hechos de Washington. Por ejemplo, el influyente y acreditado canal español TVE, interrumpió la programación por segunda vez en toda su historia, para dar paso a la información, donde además expertos analistas conceptuaban paso a paso sobre lo que ocurría, con un excelente soporte de video de los corresponsales, dentro y fuera de la famosa cúpula de mármol. Cuando se reanudó la sesión conjunta del Congreso de Estados Unidos cuatro horas después de haberse controlado la acción de las turbas, mientras la televisión del viejo continente informaba en detalle las intervenciones de congresistas demócratas y republicanos, los medios de televisión de Colombia apenas si referían la posibilidad de una nueva sesión. Fue un claro ejemplo de profesionalismo periodístico el cubrimiento del suceso desde Europa. No siempre ha sido lo mismo. Nuestro periodismo ha tenido grandes éxitos universales. Esta vez fallamos.
  • El meme de la semana
Translate »