Nuestra meta, vencer la corrupción, afirma el Partido Verde de Cajicá.

“ … les envío un mensaje a los corruptos: “los vamos a perseguir, ellos son un mal para Colombia, peor que las guerrillas, robando a manos llenas, por culpa de ellos mueren más colombianos que la misma guerra”, afirma la senadora Claudia López.

Por: Neisy Bolaños Muñoz*. Periodista

Por estos tiempos en Colombia – país clasificado en el puesto 125, entre 138 naciones analizadas para el Índice Global de Competitividad del Foro Económico Mundial.- el pan de cada día es corrupción, como ejemplo los casos de Odebrecht, Reficar, Bionergy y algunas empresas de salud, sin olvidarnos del Cartel de la Contratación, Interbolsa y el innumerable número de gobernadores, alcaldes y demás investigados y lo que falta por inves-tigar en estos de corrupción.

Por tal motivo y como una acción concreta ante tan anómala situación, el Partido Verde puso en marcha en todo el país la Consulta Popular Antico-rrupción, e invita a la ciudadanía a firmar dicha Consulta donde se le solicite o a bajar el cuestionario desde la página de la web de la Registraduría Nacional de Estado Civil, para luego enviarlo a la dirección de la Registraduría de la Calle 26 #36 A – 24 de Bogotá.

Invitan las congresistas del Partido Verde

En desarrollo de dicho ejercicio, las congresistas Claudia López y Angélica Gómez, con actitud propositiva y de cambio, y como miembros del comi-té político promotor de esta Consulta, precisaron que todavía se puede firmar dicha Consulta, pues se necesitan por lo menos 2 millones de firmas válidas para que la Registraduría General de la Nacion convoque a una consulta popular. La senadora Claudia López, puso como ejemplo de corrup-ción el sonado caso de la firma brasilera Odebrecht, en el cual al señor Otto Nicolás Bula, “están mandando a una guarnición especial, lo que signifi-ca ¡nada!, pues lo que se necesita es que sea remitido a la Cárcel La Picota hasta que confiese y devuelve toda la plata”. Y agregó: “El drama de Co-lombia no es que la gente venda el voto, en el país cerca de 25 por ciento así lo hace; el verdadero drama es que el 60 por ciento no vota, entonces los corruptos se eligen con muy pocos sufragios y se atornillan en el poder”. Por eso invito a votar de manera inteligente, y a a unirnos como ciuda-danos para derrotarlos en las urnas, o nos van a seguir robando. Les envío también un mensaje a los corruptos: “los vamos a perseguir, ellos son un mal para Colombia, peor que las guerrillas, robando a manos llenas, por culpa de ellos mueren más colombianos que la misma gue-rra”

Por su parte, la dirigente cajiqueña Angélica Gómez, afirmó: “la realidad de nuestro país es que la corrupción se pasea campante en varios ámbitos del acontecer cotidiano, iniciando desde cuando nosotros nos colamos en una fila, hasta cuando no nos comprometemos con la defensa de muchos de los valores familiares y sociales. Todos somos testigos y no se necesita ser una figura pública para entenderlo, es un tema de ciudadanía, de apropia-ción de los asuntos del Estado por cada uno de nosotros, con control social y acciones de activismo”. Y aseguró: “no queremos más de esto, hay una responsabilidad social y es necesario y urgente volver a tener ética y principios, la corrupción nos afecta en todo, cambió nuestra forma de actuar, hoy el vivo vive del bobo”.

Lo que nos cuesta la corrupción

Por año la corrupción nos cuesta a los colombianos cerca de 50 billones pesos, y no hay que olvidar que, en opinión de los expertos, más allá de los innumerables casos de corrupción de los que somos testigos a diario en Colombia, es preocupante el tipo de cultura que este fenómeno ha venido generando en la sociedad colombiana. No se trata solo del costo económico, que es enorme, sino de la descomposición social y del desbarajuste insti-tucional, realidades que nos están alejando de ser un país competitivo e innovador, debido a la ausencia de transparencia, confianza y controles ade-cuados en los estamentos públicos.

*neisy.bolanos@elobservador.co