YA PUEDES LEERNOS EN EL OBSERVADOR.COM.CO
EN TU MÓVIL, TABLET O COMPUTADOR

La Superintendencia de Salud dio entre tres y cinco días a Gilberto Álvarez, secretario de salud de Cundinamarca, para responder por el caso de la supuesta aplicación de una vacuna vacía a una persona mayor de 84 años en Chía. FOTO. NOTICIAS CARACOL.

Como lo informó en su momento EL OBSERVADOR, el gerente para la emergencia del coronavirus en Cundinamarca, confirmó la denuncia de los allegados de una persona mayor en Chía al que «vacunaron» contra la COVID-19 con una jeringa vacía. Un caso similar se había presentado en Tocancipá”.

El anciano fue inyectado con una jeringa vacía, al parecer por un error humano. La gerencia dijo que “en el departamento de Cundinamarca estamos con cero tolerancia, ante cualquier error que pueda afectar la confianza de la población en el plan de vacunación y este incidente también fue notificado a la Procuraduría General de la Nación para que inicie las investigaciones pertinentes”,

La SuperSalud también hizo requerimientos a las Secretarías de Salud de Antioquia, Bogotá, Guaviare y Santa Marta por presuntas irregularidades e incumplimientos en el desarrollo del Plan Nacional de Vacunación.

En dichos requerimientos se le pidió al secretario de Salud de Bogotá, Alejandro Gómez López, que informe sobre las acciones desplegadas por el caso registrado en el Hospital Universitario San Ignacio, donde familiares de un adulto mayor de 77 años denunciaron jeringas ´prellenadas´ y falta de claridad en el protocolo de vacunación, al no mostrar el frasco del biológico, nombre y fecha de vencimiento previo a la aplicación.

Translate »