La gerencia de la Catedral acelera los estudios y el médico de la primera maravilla de Colombia ha contactado a empresas que prestan estas terapias y a especialistas en Perú.

Orlando Sotelo, gerente de la Catedral de Sal. Foto: Prensa Catedral de Sal.

Entre las cosas positivas que nos ha traído la pandemia del COVID-19 destaca el aflorar la capacidad de las personas e instituciones para reinventarse, y la Catedral de Sal de Zipaquirá trabaja aceleradamente en un proyecto muy adecuado para el momento.

Orlando Sotelo, gerente de la Catedral de Sal contó a EL OBSERVADOR que en vista de que el medio salino, es muy apropiado para la salud de las vías respiratorias, desde la Catedral “estamos en un proceso de investigación muy acelerado de las propiedades y beneficios que aporta nuestro ambiente para las vías respiratorias, en este procedimiento que se llama haloterapia”.

La haloterapia es el tratamiento que consiste en reproducir el clima que hay dentro de las minas de sal mediante un dispositivo llamado halogenerador que genera micro-partículas de sal para el tratamiento de enfermedades del aparato respiratorio como asma, bronquiolitis, fibrosis quística, bronquitis, sinusitis, alergia estacional y enfermedades dermatológicas como dermatitis atópica y psoriasis, además de estar recomendada en problemas de estrés, agotamiento y rendimiento deportivo, como lo explica el portal español Saltium. (Ver más Aquí)

Explicó Sotelo que la halotarepia se viene practicando desde hace muchos años e inclusive en algunos países se viene vinculando al sistema de salud.

“En Colombia en la Catedral de Sal desde hace varios años han venido algunas personas implementando unas pruebas. En ese sentido efectivamente allí ya hay un Spa que viene haciendo algunos tratamientos con la sal, pero hemos incrementado esa investigación, para revisar porqué la haloterapia genera mayores capacidades pulmonares, y venimos avanzando, porque queremos darle un soporte médico al asunto y nos venimos preparando tecnológicamente”, comunicó.

Destacó que el médico de la Catedral de Sal incluso contactó a un especialista peruano que recientemente protagonizó un video viral sobre los beneficios de la haloterapia, incluso para el COVID-19, aunque Sotelo aclaró que no quiere que se vincule al nuevo Coranavirus con los trabajos de la primera maravilla de Colombia, ya que no se cuenta con todos los estudios científicos que lo validen.

Roy Salas Adán EL OBSERVADOR

Translate »
× ¿Cómo puedo ayudarte?