Este artículo es parte de nuestra edición impresa marzo 2021, si deseas leer el ejemplar completo en versión PDF  suscríbete y juego entra por el ícono suscriptores para descargar el documento completo.

Por Julio León R.

En esta nueva etapa del periódico EL OBSERVADOR, hemos creado una sección de una página completa para los Deportes, en especial para los deportes amigables con el medio ambiente como el senderismo, las expediciones en los parques naturales, y los deportes no tradicionales; también estaremos atentos a recibir todas aquellas colaboraciones relacionadas con la tecnología deportiva.

Así pues, esta página queda abierta para los jóvenes de todas las edades: deportistas profesionales, aficionados y, en general, para los amantes de todos los deportes. Nuevos valores Jóvenes pilotos representan a Colombia en las pistas de automovilismo y motociclismo del mundo y trabajan arduamente para figurar entre los mejores. Y para iniciar esta nueva etapa, tuvimos la ocasión de conocer al joven y talentoso deportista Juan Sebastián Correa Matallana — residente en Cajicá—, con quien conversamos en compañía de su hermana María José y quien aspira en el futuro a vincularse a un gran equipo.

“Cuando descubrimos los talentos, aquellos que nos hacen únicos y diferentes a los demás, —afirma María José—, es cuando la mejor aventura de nuestra vida comienza. Cuando admiramos a otros seres humanos que se desempeñan en nuestra misma área, que han desarrollado aptitudes que nos aportan y que nos moldean, es el instante en que decidimos comenzar a recorrer el camino con tres ingredientes fundamentales: constancia, disciplina y mucho amor para superar con entereza los obstáculos que se presentan y recibir las victorias con alegría y agradecimiento por todas y cada una de las oportunidades que la vida va poniendo en el camino”.

El automovilismo “Hay un deporte en particular —dice María José—, que requiere mucha concentración, cabeza fría, tener capacidad para tomar decisiones inmediatas y, sobre todo, entrega y responsabilidad: el automovilismo. Un deporte que lleva, a quienes lo practican, a sentir un amor profundo por los autos, la velocidad y las pistas; y que —además— mueve mucho dinero e involucra a un gran número de empresas, fabricantes, deportistas, ingenieros y patrocinadores. Ese del que muchos son seguidores y celebran las victorias de su piloto favorito al ver el Campeonato Mundial de la Fórmula 1, que toca fibras tanto como el fútbol y que ha llevado a representantes como el colombiano Juan Pablo Montoya a cumplir sueños y objetivos trazados desde la infancia, hechos que les demuestran a quienes quieren practicarlo profesionalmente que sí es posible.

Un joven y promisorio talento, Juan Sebastián Correa Matallana, tiene 20 años; desde pequeño descubrió que su pasión era ser piloto, salir a las pistas e imprimirle a cada carrera su propio estilo. “Hacer la diferencia y buscar siempre la excelencia” es su lema; además de “no rendirse y ser berraco” se han convertido en sus palabras favoritas.

Estudia Ingeniería Mecánica en la Universidad de La Sabana y busca siempre ir más allá: la curiosidad y la investigación son determinaciones de su vida cotidiana. Durante los últimos años ha tenido la oportunidad de correr y de conocer categorías que lo han llevado a demostrarse de lo que es capaz de hacer con tal de cumplir sus metas. Las Pole positions, los primeros puestos y también las malas carreras han sido parte de todo este camino; una experiencia que le ha aportado grandes cosas: crecimiento personal y profesional y mucha felicidad.

Translate »