Décima edición de La Hora del Planeta: Una celebración mundial

Con el lema ‘Ahora es el momento. Cambia por el clima´, el próximo 19 de marzo, el mundo apagará sus luces de 7:30 p.m. a 8:30 p.m. Este evento, impulsado por el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF), cobra especial importancia tras la firma del Acuerdo de París, el pasado diciembre de 2015, en el que, por primera vez, más de 180 países se pusieron de acuerdo para impulsar acciones concretas contra el cambio climático.

Ahorro energetico

El año pasado acudieron a este llamado más de 7.000 ciudades y 2.000 colegios de 172 países. Apagaron sus luces 10.400 monumentos y edificios emblemáticos y se organizaron 70.000 actos nocturnos, además de presentarse unas 620.000 acciones individuales.

Teniendo en cuenta la importancia del cuidado de la luz, en Colombia, el 4 de marzo de este año, durante el evento Diálogos por la Planeación de un nuevo País, realizado en Cajicá, hablamos con Amylkar Acosta, director de la Federación Nacional de Departamentos (FND), ex ministro de Minas y ex congresista liberal de La Guajira, sobre el razonamiento de luz y lo que se está haciendo para mejorar en este aspecto.

“Estamos en alto riesgo en este momento, quizás en el límite,  con una muy alta exposición, pero todavía estamos a tiempo para conjurar esa eventualidad. Por eso, hoy aprovechamos esta oportunidad para hacer extensivo a los alcaldes el llamado a tomar acciones pertinentes para ahorrar energía”.

El Director de la FND afirmó que, comenzando por el Gobierno Nacional, se han ido tomando medidas pendientes para contrarrestar las eventualidades que se han presentado recientemente, como el accidente en Guatape, en donde un corto circuito derivó en una conflagración que comprometió la operatividad de la central hidroeléctrica, con el agravante de que el no funcionamiento de Guatape afectará  a otras tres centrales, forzando así la toma de decisiones extremas como la de importación de energía desde Ecuador y de la implementación de esfuerzos para ahorrar y consumir energía de forma más eficiente.

Por este motivo, el pasado 3 de marzo, la Federación Nacional de Departamentos le envió una circular a los 32 gobernadores del país, pidiéndoles que tomen medidas pendientes que contribuyan al ahorro de energía, como apagar las luces de las instalaciones de los establecimientos públicos después de terminada la jornada laboral. Acciones como esta permitirán un mejor aprovechamiento del sistema de calefacción o enfriamiento de los edificios, pues este tema es un compromiso de todos.