La felicidad está de moda

La felicidad es un deseo universal en los seres humanos. Lo buscamos muchas veces  sin alcanzarlo y cuando lo logramos parece no durar por mucho tiempo. Quizás  la razón se puede deber a que buscamos las cosas equivocadas o utilizamos estrategias que son inapropiadas para generar una felicidad sostenible en nuestras vidas .

JORGE SERRANO, M.D, M.P.H, M.O.H

Médico Ocupacional – Conferencista y Consultor en Temas de Felicidad Personal y Empresarial

Las altas tasas de depresión , suicidios, divorcios y adicciones , no son otra cosa que la manifestación de una brecha entre lo que aspiramos ser y en lo que finalmente nos convertimos

Las estrategias inapropiadas en la búsqueda de la felicidad, pueden tener su origen en modelos mentales  o esquemas de pensamiento distorsionados. Con frecuencia acudimos al   siguiente modelo : “si logro o consigo esto …… entonces seré feliz”  , argumentando que nuestra felicidad depende de lograr o alcanzar un objetivo específico. De esta manera pensamos que el nuevo automóvil, la nueva casa, el nuevo trabajo o la nueva relación , nos generarán una felicidad duradera. Sin embargo este modelo de pensamiento desconoce un hecho fundamental de los seres humanos : las personas nos adaptamos fácilmente tanto a las situaciones positivas como  a las negativas que aparecen en nuestras vidas . Estudios realizados por investigadores en el tema de la felicidad,  han demostrado que las personas que se ganan un premio de lotería vuelven en el curso de un año  a los niveles de felicidad o infelicidad que tenían previamente a la compra del tiquete ; de la misma  manera las personas que se quedan parapléjicas se adaptan a su nueva condición y retornan a sus niveles previos de felicidad o infelicidad en el curso de 8 a 12 meses. Relacionado con este esquema mental distorsionado , las personas somos muy susceptibles a cierto tipo de ilusiones con respecto a la forma como pensamos y actuamos ; estas ilusiones son el resultado de una capacidad única que tenemos los humanos y es aquella relacionada con la posibilidad de imaginar acerca de como será nuestro futuro. Daniel Gilbert, Profesor de la Universidad de Harvard ha descrito el término Pronóstico Afectivo el cual se relaciona con el proceso de predecir como situaciones futuras tanto positivas o negativas  en nuestras vidas,  afectarán nuestro bienestar emocional; ésta  capacidad de predicción , ejerce una amplia influencia en la forma como tomamos nuestras decisiones. El problema es que este tipo de pronóstico es muy susceptible de error debido a que somos muy malos en predecir que nos hará felices o infelices en el futuro  y por cuanto tiempo durará esa felicidad o infelicidad .

La felicidad es un deseo universal en los seres humanos.

La felicidad es un deseo universal en los seres humanos.

Quizás esos esquemas de pensamiento o modelos mentales equivocados, que utilizamos para decidir que tipo de acciones debemos tomar en nuestras vidas para ser felices,  pueden originarse en definiciones equivocadas sobre lo que es la felicidad. Para algunas corrientes de pensamiento , la felicidad se puede reducir a todo aquello que produce placer y que evita o minimiza el dolor . De esta manera y  dentro de ésta perspectiva,   la felicidad se define simplemente como una emoción generadora de bienestar. Sin embargo , las personas necesitamos algo de dolor en nuestras vidas para funcionar adecuadamente , ya que son esas situaciones las que nos permiten reevaluar ciertos aspectos de la historia que escribimos a diario  y seguir adelante  gracias a la gran capacidad de resiliencia que tenemos los seres humanos . Luego quizás una visión mas sensata de este modelo de pensamiento estaría orientada hacia un balance adecuado de emociones positivas (placer)  y emociones negativas ( dolor) tendiendo mas hacia un superávit de lo positivo  frente a lo negativo. Otra corriente de pensamiento con respecto a lo que es la Felicidad, siendo quizás la mas realista y la mas aceptada  en el mundo científico,  es la que describe Ed Diener , Profesor Emérito de Psicología de la Universidad de Illinois en Estados Unidos . Según Diener la felicidad tiene dos componentes: un componente afectivo y un componente cognitivo. El primero se relaciona con los sentimientos experimentados por una persona tanto positivos  (generadores de placer) como negativos ( generadores de dolor)  , siendo el balance de los mismos hacia un predominio de lo positivo o hacia un predominio de lo  negativo lo que en parte  determina que tan felices o infelices somos. El segundo componente,  o sea el cognitivo,  se refiere a la evaluación o el juicio que hacemos como personas sobre la diferencia entre lo que aspiramos y lo que logramos en cada uno de los dominios de nuestras vidas (trabajo, salud, relaciones, espiritualidad, etc),  o dicho de otra manera,  el significado que tiene nuestra vida , no solo en lo que logramos para nosotros mismos,  sino como trascendemos hacia otras personas y hacia nuestra comunidad y al impacto que tenemos sobre esta .

Si miramos estadísticas globales, dos de cada tres personas se consideran infelices Luego quizás las altas cifras de infelicidad e insatisfacción que prevalecen en el mundo moderno,  se deban a que no conocemos con precisión que es lo que realmente estamos buscando, y por ende tomamos decisiones equivocadas en nuestras vidas . Podríamos de esta manera sugerir que las altas tasas de depresión , suicidios, divorcios y adicciones , no son otra cosa que la manifestación de una brecha  entre lo que aspiramos ser y en lo que finalmente nos convertimos . Quizás sea cuando reduzcamos esa brecha , el momento en que alcancemos lograr una felicidad mas sostenible en nuestras vidas, y esta sostenibilidad dependerá en gran parte no solo del impacto positivo que generemos sobre nosotros mismos , sino sobre aquellos que nos rodean .

jorgeserranon@hotmail.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.