Una iniciativa que mejora la productividad de los caficultores cundinamarqueses.

En Cundinamarca, 31.315 familias cafeteras dependen de esta actividad y se encuentran distribuidas en 69 municipios. El departamento posee aproximadamente 37.000 hectáreas de café, de las cuales 24.790 cuentan con edades inferiores a los 12 años.

 

(Cundinamarca, 12 de junio de 2018). La Gobernación de Cundinamarca y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural del departamento lanzan hoy el proyecto ‘Mejoramiento de la productividad y rentabilidad de los caficultores del departamento de Cundinamarca’, que permitirá beneficiar a 9.057 caficultores de 30 municipios del departamento, con una inversión de más de $6.200 millones.

 

Al evento asistirá el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Guillermo Zuluaga Cardona; el Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo; el Gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey Ángel, y el Director Ejecutivo del Comité de Cafeteros de Cundinamarca, Marcos Alberto Barreto García.

 

En la reunión también participará Henry Germán Murillo Suárez, campesino caficultor y Presidente de la Asociación de Productores de Café de Supatá (Asosupateños), y se hará una degustación de café cundinamarqués.

 

La caficultura de los 30 municipios focalizados para el proyecto es desarrollada por 23.753 familias cafeteras y el área de cafetales tradicionales envejecidos en estos municipios equivale a 10.036 hectáreas, lo cual es un factor negativo para la productividad de este sector en el Departamento.

 

Para contribuir a la solución de esta problemática se requiere la articulación entre las diferentes entidades de la institucionalidad cafetera y los caficultores; de tal manera que a través de programas y proyectos se puedan dar soluciones, que permitan que la actividad económica sea sostenible.

 

“Con este proyecto se busca pasar de producir nueve cargas de café pergamino seco a doce cargas, es decir, que tendremos una producción adicional de 10.899 cargas, lo que equivale a un ingreso adicional de $872 millones, comercializando la carga a un valor promedio de $800.000. De esta forma estaremos contribuyendo a mejorar las condiciones de vida de 9.057  familias caficultoras de los 30 municipios”, aseguró Erika Sabogal, Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural de Cundinamarca.

 

La propuesta se orienta a apoyar los procesos de fertilización de 3.633 hectáreas con cafetales previamente  renovados por los caficultores (por medio de siembra o zoca y establecimiento de nuevas áreas de café) y el acompañamiento técnico del servicio de extensión del Comité de Cafeteros de Cundinamarca. Adicionalmente se apoyará la fertilización de 950 hectáreas de cafetales en etapa productiva  (18 a 60 meses), que permita tener cultivos en edad joven y de esta manera aumentar la productividad de los cultivos.

 

También se contempla el mejoramiento de las condiciones de secado del café a través de la entrega de 334 equipos de secado mecánico a gas, con capacidad para una carga de café (125 kilos), que serán entregados a caficultores que cumplan con los criterios técnicos definidos. De igual manera y aprovechando la infraestructura disponible en el municipio de Pacho, se busca complementar los equipos de laboratorio que permitirán realizar análisis a la calidad del café, con lo cual se beneficiará a la región del Rionegro, que actualmente posee una baja cobertura en este tipo de servicio.

 

Noticia tomada de la Secretaria de prensa y comunicaciones de Cundinamarca