Laura Infante, una tabiuna ejemplar

Una de las mejores jóvenes maestras de natación que ha tenido Tabio

“Tus fortalezas no vienen de ganar. Tus desafíos desarrollan tus fortalezas. Cuando superas tus dificultades y decides no rendirte, eso es fortaleza”. -Arnold Schwarzenegger.

Laura Infante es una de las mejores maestras de natación que ha tenido Tabio, se destaca por su empeño y dedicación con los niños de las veredas o de escasos recursos económicos. Con apenas con 24 años ha logrado que sus estudiantes compitan ganando varias medallas de plata y oro en concursos de natación nacionales en todos los estilos. Por eso, como mujer luchadora que le apuesta al deporte y a la niñez, merece nuestro reconociendo y homenaje.

El Observ@dor: ¿Cómo comenzó a ser profesora de natación?

Laura Infante: Realmente comencé clases hace más de cuatro años, cuando por casualidad conocí la natación en Tabio, porque unos amigos venían a nadar y entones me entró la curiosidad por aprender. Tenía 18 años y no sabía ningún estilo, entonces les dije a ellos que me enseñaran a nadar, y ahí comenzó todo. Ellos dictaban clases a unos niños y como siempre me ha gustado la enseñanza, me motivé, pues he trabajado desde muy temprana edad en recreación y otras cosas; a raíz de eso empecé a ver unas monitorias en Chía, en un gimnasio como entrenadora personalizada.

¿Cómo comenzó a dar clase con los niños?

Allí en Chía había piscina por lo que hablé con el dueño de la empresa, él me hizo una prueba y ahí comencé a trabajar realmente con niños, gracias a recomendación de una amiga.

¿Cómo ha sido el proceso con los estudiantes?

Realmente nos ha ido muy bien, exactamente voy a cumplir dos años con la escuela. Cuando llegué a los termales había un grupo de 37 niños entre pequeños, medianos y unos avanzados que sabían espalda y subdividí en niveles para entrenarlos. El año pasado estuvimos en tres festivales internos en Cajicá, Chía y en Mosquera. En la fase departamental nos fue muy bien ganamos dos trofeos y una medalla de plata.

¿Quién apoya el programa?

Se trabaja con la Alcaldía y con el Instituto de Deportes de Tabio, y aunque los niños son de escasos recursos económicos, también pagan un poquito, alrededor de 40 mil pesos cada seis meses. Han venido incluso de los municipios de Tenjo y de Subachoque. También asisten personas de la tercera porque consideran la natación muy buena para la salud.

¿Hay alguna diferencia en enseñar en una piscina termal a una normal?

Mucha porque esta agua es más densa, y la de una piscina normal lo es menos por el cloro; el agua de la termal es verde lo que dificulta la visibilidad de los niños al momento de hacer royos, mientras que la de una piscina normal es transparente. En la termal como es piscina turística no podemos utilizar carriles y menos invadir el espacio de los visitantes, toca adecuarnos a lo que hay. Ahora, la ventaja de la termal es que su densidad les beneficios a los niños porque les da más fuerza y resistencia, lo complicado es que no se pueden practicar las llegadas y las salidas, que son los royos y los giros. Con los bebés si toca trabajar más temprano para que no se enfermen por el cambio de temperatura.

¿Cuáles son los estudiantes más destacados?

Hay varios pero sobresalen dos hermanitos muy talentosos, el niño de 14 años y la niña de 11, de bajos recursos económicos a los que para poder llevar a prácticas a un club en Bogotá toca ayudarles y buscarles descuentos; allí estuvieron seis meses súper contentos porque eran piscinas profesionales y se competía con otras ligas. A raíz de eso la mamá habló conmigo y me dijo que solo en transportes era mucho dinero, ya que salían del colegio directamente a coger el bus a las 3 para llegar a clase de 4, además regresaban a las 8 de la noche a su casa, y no obstante rendían en el colegio.

¿En pocas palabras qué es para usted ser profesora?

Uy, es lo mejor porque es muy satisfactorio saber que un niño aprende cosas de uno y que eso le va a servir para la vida; porque ellos en vez de estar en la calle vienen y entran a la piscina y es gratificante ver cómo avanzan. Yo lo veo como una de las mejores profesiones al colaborar hacia la sociedad.