En Semana Santa, primero la salud

 

Los cambios en la alimentación, el consumo excesivo de algunos alimentos y alcohol, así como la exposición al sol y la posibilidad de adquirir enfermedades transmitidas por vectores son algunas de las causas más comunes de enfermedad en la Semana Mayor.

 

(Cundinamarca, 27 de marzo de 2018). La Administración Departamental adelanta la campaña “En Semana Santa vive Cundinamarca”, con la cual pretende promover el turismo religioso y las cinco rutas turísticas del departamento, además de prevenir riesgos en materia de salud, seguridad y movilidad.

 

En este sentido, la Secretaría de Salud departamental invita a la ciudadanía a tener presentes algunas recomendaciones con el fin de evitar Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETA), las cuales derivan comúnmente en intoxicaciones e infecciones gastrointestinales por deficiencias en su manipulación, consumo de pescados en mal estado, aguas no potables e ingesta excesiva de alcohol.

 

En relación con el consumo de pescados y mariscos se recomienda su adquisición en lugares reconocidos que garanticen una cadena de frio adecuada. Su apariencia es clave, por ello cerciórese de que los ojos estén completamente rellenos, brillantes y transparentes, no debe oler a podrido, la textura de la carne debe ser firme y elástica al tacto y para el consumo debe garantizarse su buena cocción.

 

Por otra parte y en especial frente a los alimentos perecederos, como lácteos, cárnicos, frutas y verduras, éstos deben tener los cuidados de refrigeración y/o empacado adecuado, con mayor razón cuando se exponen a cambios de clima durante un viaje.

 

Frutas y verduras deben estar lavadas con agua potable antes de su consumo y no debe excederse en el consumo de sal, grasas saturadas y productos azucarados.

 

Si va a comprar enlatados recuerde que los empaques deben tener la fecha de vencimiento vigente, visible y sin tachaduras, al igual que el número de registro sanitario; la lata no debe estar sumida, golpeada, soplada, arrugada u oxidada y al destaparla no debe salir ningún tipo de gas u olor extraño que provenga del interior.

 

Síntomas de intoxicación

 

Si luego de consumir algún alimento presenta síntomas como dolor abdominal fuerte, diarrea, vómito, calambres o malestar general, no se automedique y acuda de inmediato al centro médico más cercano e informe a la Secretaría de Salud sobre el lugar donde adquirió el alimento, comunicándose al área de epidemiología a través de la línea 321-394-5354 o a Salud Ambiental: 321-394-5353, las cuales se encuentran activas las 24 horas los 365 días del año.

 

No olvide usar bloqueador solar, protectores como sombreros, gorras o sombrillas y consumir suficiente agua para evitar la deshidratación, además vacunarse para evitar enfermedades transmitidas por vectores; algunas como la fiebre amarilla, la leishmaniasis y el dengue pueden prevenirse. También se recomienda el uso de repelentes y prendas de manga larga.