Fuertes lluvias afectaron a familias en Cogua, San Bernardo y Tibacuy.

 

(Cundinamarca, 24 de abril de 2019) Un total de 44 familias de Cogua, Tibacuy y San Bernardo resultaron afectadas por el desbordamiento de la quebrada Padre Otero y del río Neusa.

 

En el caso de Cogua se reportaron 17 viviendas afectadas en el centro y La Plazuela, con pérdida de muebles y enseres, mientras que en Tibacuy un deslizamiento causó daños a 11 familias, quienes perdieron cultivos de maíz, café y plátano, además de presentarse daños en la bocatoma del acueducto de la inspección de Cumaca. En San Bernardo un vendaval afectó a 16 hogares con la pérdida de cubiertas en las veredas Aguas Negras, San Miguel, Honduras y Alejandría.

 

Ante esta situación, el director de la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Desastres de Cundinamarca. Germán Ribero Garrido, activó el Sistema Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres e indicó que se apoyará a los damnificados.

 

Es de recordar que en días pasados, la Unidad Administrativa Especial para la Gestión de Riesgo y Desastres, Uaegrd, presentó un balance positivo de la atención de emergencias en todo el departamento, pues a pesar de las fuertes lluvias que se han presentado, solo presentaron afectaciones mayores de algún tipo de consideración en cuatro municipios: Zipaquirá, Silvania, El Rosal y La Palma, todas ellas con pérdidas de enseres pero sin víctimas y, en menor medida, en Ubaté y Útica.

 

Lamentamos mucho las pérdidas materiales.  Hay que trabajar desde el interior de cada municipio para ayudar a mitigar estas inundaciones y encharcamientos que siguen afectando a las familias del departamento, por eso debemos tener presentes las alertas por la lluvia.  De acuerdo con el Ideam, hay alerta roja en el municipio de La Palma; naranja en la cuenca del rio Sumapaz; y amarilla en la cuenca del rio Negro.  Queremos agradecer a todos los cuerpos de socorro que atendieron todos los puntos de los 32 municipios que se han visto afectados en esta temporada por las fuertes lluvias y estaremos atentos, desde la Uaegrd haciendo la coordinación para cualquier eventualidad que se presente”, afirmó Ribero.

 

Mientras tanto, el departamento reitera la invitación a todas las alcaldías municipales a vincularse a la campaña “Pongámonos Las Botas”, liderada por el Gobernador Jorge Emilio Rey Ángel y la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Desastres de Cundinamarca, que tiene como fin prevenir inundaciones en esta primera temporada de lluvias, que según el Ideam se extenderá hasta el mes de junio del 2019.

 

En Granada, Tocaima, Girardot, Nariño y Zipaquirá, ya se realizó la jornada de identificación y reducción del riesgo de inundaciones bajo la coordinación de los Consejos Municipales para la Gestión del Riesgo de Desastres y la participación comunitaria, en la que se adelantaron acciones como la limpieza de pozos, cajas de inspección, canales y zanjas.

 

Queremos agradecer a todos los cuerpos de socorro que han atendido las emergencias presentadas y reiterarle a la comunidad que estaremos prestos, desde nuestra Uaegrd, a atender cualquier eventualidad que se presente”, culminó Ribero.