Cundinamarca también es afro.

 

Este es el departamento que más población afrocolombiana ha receptado por razones asociadas al conflicto armado durante los últimos 25 años: 52.439 ciudadanos provenientes de la región Pacífica y Atlántica, principalmente.

(Cundinamarca, 16 de abril de 2018). La Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social de Cundinamarca presentó su ‘Política para la Población Afrocolombiana asentada en el Departamento’, documento  que se construye de manera participativa con el concurso del Ministerio del Interior, la Universidad Minuto de Dios y la Comisión Consultiva Departamental Afro, entre otras entidades públicas y privadas, del orden nacional y departamental.

A través de su gerencia para la Atención de Grupos Étnicos y Comunidades LGBTI, el departamento adelanta acciones a corto y mediano plazo en beneficio de los cerca de 95 mil habitantes afrodescendientes (53% mujeres y 47% hombres) que viven en este territorio, como la Submesa Técnica de Etnias y la apuesta transversal “Cundinamarca afro, trenzando sueños”, además de una agenda de acciones correspondientes al programa Cundinamarca Diversa, subprograma Cundinamarca Afro.

El objetivo general de esta política es promover el enfoque diferencial étnico para la protección de usos y costumbres de las comunidades afrocolombianas, y su desarrollo económico e inclusión social en todos los procesos transversales de política y de acciones afirmativas que realiza el departamento de Cundinamarca”, afirmó Claudio Rodríguez, gerente para la Atención de Grupos Étnicos y Comunidades LGTBI.

Es importante resaltar que Cundinamarca es uno de los departamentos de Colombia que más población afrocolombiana ha recibido por razones asociadas al conflicto armado durante los últimos 25 años; aproximadamente 52.439 ciudadanos provenientes de las regiones Pacífica y Atlántica, principalmente.

“La política pública étnica afrocolombiana, raizal y palenquera de Cundinamarca es importante porque nos permite trascender en  nuestra vida, no solo laboral o educativa sino también en lo que es nuestro componente social y nuestra esencia.  Circunstancias como el desplazamiento forzado nos han obligado a abandonar nuestros territorios y llegar a otro que no es nuestro, pero al cual nos acomodamos y aportamos a su desarrollo social, cultural, económico y laboral”, manifestó  Edwin Guerrero, miembro de la Comisión Distrital de Comunidades Afro.

El documento final de esta política pública girará en torno a seis ejes principales: oportunidades para el desarrollo social afro, inclusión social con enfoque diferencial, disminución de la segregación, promoción de la protección de los derechos, reducción de la violencia para la paz y transversalidad para la implementación de la política pública.

 

Noticia tomada de la Secretaria de prensa y comunicaciones de Cundinamarca