De turismo regional y pedagógico por Chía

 

Una recorrido por la naturaleza, la mitología, la historia, la cultura, la gastronomía y la recreación

 

Por Luis E. Mercado. Periodista.

 

Días pasados tuvimos la oportunidad de realizar un recorrido turístico por el municipio de Chía, convocado  por la Red de Turismo de Sabana Centro y la Secretaría de Turismo de Chía, con la guianza de Miriam Bello y Samuel Rodríguez y con estudiantes del SENA de la carrera Guianza Turística, de ese municipio.

 

Chía es una palabra muisca que en castellano significa ‘luna’. Hasta hoy no se tiene un dato exacto de la fundación de ese municipio; los primeros indicios de ella se remontan al año de 1537, cuando una expedición del español Gonzalo Jiménez de Quesada, pasó por este territorio, asentó un grupo de colonizadores y continuó. El municipio está ubicado a 10 kilómetros de Bogotá, y se caracteriza por el calor humano y amabilidad de sus pobladores.

 

El recorrido

Muy temprano salimos del parque central de Cajicá y tomamos la vía hacia Chía por la variante. Allá nos esperaba un grupo de estudiantes del SENA con su tutor, Divier Ramírez. Ya en el parque principal conocimos a Cristian Otálora, un joven guía que nos contó aspectos importantes del lugar y de la iglesia consagrada a santa Lucía. Eso nos permitió un viaje por el tiempo y la fe, y apreciar la arquitectura de esta iglesia.

 

Al continuar el recorrido por el parque principal de Chía, lo primero que se aprecia de forma imponente en el centro es el monumento a la diosa Chía, pieza llena de mitología, historia y creencias. Es increíble que en una sola pieza de piedra haya tanta riqueza y enseñanza de nuestros ancestros: la siembra, la cosecha y la creación, temas que se resumen en este monumento.

 

Las ofertas

El mismo parque principal de Chía tiene ocho portales que conducen a él, cada uno dedicado a un motivo o mito diferente: Portal de Bachué, los creadores muiscas, Bochica, Santa Lucía, Zuhe, Chía, San Antonio y Zigitá. En el marco del parque hay variadas ofertas para degustar un buen café, restaurantes de variada gastronomía, variado comercio y servicios bancarios. Igualmente, la sede de la alcaldía y la iglesia de Santa Lucía, construida a comienzos del siglo XX.

 

Más adelante está el parque Ospina Pérez, dedicado al ilustre presidente de Colombia nacido en este municipio. Un lugar homenaje a la diosa Chía, presidido de una fuente y siete monumentos que se roban la atención de  los visitantes inteligentes.

 

Restaurante ´El Galápago´

Continuando el recorrido nos adentramos en una aventura ecológica por la finca Buena Vista en la que se producen sustratos para las semillas de orellana, chitakes, champiñones y eringes, entre otros hongos comestibles.  Un recorrido por el laboratorio y el proceso de producción de setas o champiñones. Esta especie finalmente se lleva al reconocido restaurante ‘El Galápago’ como base de los apetitosos platos que allí se sirven, de ambiente familiar y atención esmerada. El nombre del lugar es tomado de la silla de montar que no tiene cabestro.

 

Estos escenarios son apetecidos por los visitantes de turismo experimental, en búsqueda de experiencias diferentes y únicas, una tendencia del agroturismo que ofrece la manera alternativa de aprovechar espacios de cultivos que tengan valor agregado.

 

El Castillo Marroquín

De ‘El Galápago’ prosiguió el recorrido en procura de un asomo a la historia, con cultura y arquitectura. En la vía que lleva a Bogotá está el imponente castillo Marroquín, edificación obra del maestro francés Gastón Lelarge, construido en 1898 en los predios de la Hacienda El Castillo  sector de La Caro,

 

Allí nos complacimos con la guianza de Álvaro Montañés, al transportarnos en la imaginación a los últimos años del siglo XIX y los primeros

del siglo XX, con los detalles de los acontecimientos literarios y la inmensa riqueza histórica, política, cultural y arquitectónica que se encuentran al exterior e interior del castillo, propiedad de José Manuel Marroquín, quien fuera presidente de Colombia entre 1900 y 1904.

 

Parque Terra Mágica

Ya al terminar nuestro recorrido, llegamos al parque temático Terra Mágica, un lugar realmente asombroso. Un espacio donde niños, jóvenes y adultos pueden divertirse afrontando cada uno de los desafíos que se encuentran diseñados, desafíos que se dan bajo los mejores estándares de seguridad.

 

Infortunadamente esta ocasión no hubo tiempo para visitar otros sitios de interés cercanos al municipio de Chía como la capilla de Nuestra Señora de La Valvanera, el taller artesanal Fonquetá, el Puente del Común, el Instituto Caro y Cuervo, la estación del tren La Caro y la montaña del Oso.

 

Así concluimos la alegre y motivadora aventura turística, quinto programa que se hace con 18 estudiantes del SENA acompañados del tutor Divier Ramírez, que recomendamos hacer usted mismo, ojalá en familia.