Zipaquirá, modelo a nivel nacional.

El Municipio se convierte el líder de la Región al lograr la construcción de la casa Social de la Mujer, una de las 11 sedes que tiene el país. En este lugar y utilizando sus capacidades y habilidades en el desarrollo de proyectos de emprendimiento productivo y de apropiación de capital social, las mujeres generan una mejor calidad de vida para ellas y sus familias.

La Administración Municipal a través de la Oficina de Gestión Social y la Asociación Primeras Damas de Colombia -ASODAMAS- se unieron para lograr la construcción de un importante centro de emprendimiento para las mujeres de Zipaquirá. La ciudad se convierte enuna de las 11 sedes de Casa de la Mujer a nivel nacional gracias al compromiso de la Administración con la Mujer. En este lugar cada una de ellas tendrá un espacio para desarrollar capacidades y participar en diferentes actividades de beneficio integral. Con una inversión compartida cercana a los 2.500 millones de pesos, esta construcción reitera la importancia de la Mujer en el Plan de Desarrollo propuesto desde la Administración Municipal.

El alcalde de la ciudad, Luis Alfonso Rodríguez Valbuena, reiteró la importancia del papel de la mujer en nuestra sociedad y su compromiso por la reconstrucción y fortalecimiento de la familia durante su gestión administrativa. “Debemos continuar trabajando juntos y avanzar de la mano con las mujeres, pues son ellas quienes con paciencia y cariño construyen nuevas posibilidades de vida y bienestar para sus familias”.

“Es un espacio muy importante donde todas las mujeres pueden concluir a adquirir asesoría, a generar microempresa, a buscar fortalecimiento para sus vidas y posicionamiento de la misma, generando espacios para el emprendimiento, la capacitación, los encuentros y asesorías tanto jurídicas como psicológicas”, manifestó el Alcalde Luis Alfonso Rodríguez Valbuena.

La Casa Social de la Mujer contará con un auditorio para 100 mujeres, 2 Salones de unidades productivas, Aulas de capacitación y formación. Además, Observatorio de la Mujer, Oficina para la Gestión Social, Salón de atención Psico-Social, Salón de atención jurídica, zona productiva y atención psico-social (por tanto, plantea la ejecución de programas de capacitación en diversos ámbitos del quehacer de las mujeres de esta zona) mientras las Instituciones responsables toman las medidas pertinentes para hacerse cargo de cada caso.

El beneficio de tener la Casa Social de la Mujer se logra debido al trabajo serio por parte de la Gestora Social, Jazmín Castro Torres, a través de ASODAMAS, es así como Zipaquirá cuenta con una de las 11 casas que están en el país y que representa un hito para el municipio.

“Este tipo de acciones demuestran el cumplimiento del municipio con la mujer zipaquireña. Sus ideas de negocio, de emprendimiento y de trabajo, pueden hacerse realidad mediante este primer paso que contribuirá en la consolidación de las cooperativas de las madres cabeza de hogar, las famiempresas y los proyectos productivos de ustedes mujeres”, agregó la líder local.

La construcción de la Casa Social de la Mujer de Zipaquirá busca la consecución de un espacio agradable, adecuado y provisto de óptimas condiciones para que las mujeres del Municipio adquieran herramientas para que puedan empoderarse de sus derechos y estas a su vez, lo hagan con sus familias para la construcción de una sociedad más justa y menos inequitativa frente a la garantía de sus derechos, romper la transferencia intergeneracional de la pobreza, el rescate de la dignidad y la autoestima de la mujer para que ellas sean transmisoras de una nueva visión de colectividad, rescatar su papel y gerencia en la construcción de una sociedad respetuosa y garante de los derechos de las mujeres.

“Hoy contamos con un avance vertiginoso primero la mujer tenida en cuenta no como un sujeto beneficiario del programa, sino como un sujeto de derechos, este es el espacio para que las organizaciones de mujeres vengan y se apoderen de ella y continuemos discutiendo y fortaleciendo la gestión de la mujer en la ciudad”, manifestó Jazmín Castro Torres, Gestora Social de Zipaquirá

La llegada de esta Casa Social de la Mujer busca rescatar el papel de ésta en la construcción de una sociedad justa iniciando por la reconstrucción de su familia. Brindar herramientas de dignificación para ella y su familia. Propiciar el fortalecimiento organizativo de las mujeres a través de la generación de procesos de sensibilización, formación, capacitación y la ejecución de programas de sostenibilidad económica para su familia y la asociación. Crear redes de solidaridad entre pares para el ejercicio pleno de la ciudadanía. Construcción de redes de apoyo con otras organizaciones o instituciones. Contribuir en el mejoramiento de su calidad de vida y la superación de carencias económicas, psicológicas, ambientales, entre otras.

Un logro más de la Zipaquirá Nuestra.