Estrategias Cerebrales.

Por: Ruth Baena de Castaño – Fonoaudióloga

 

Con nuestro Cerebro percibimos, pensamos y sentimos.

Los órganos de los sentidos tienen receptores de información que la llevan al Cerebro que la recibe e interpreta a través de las Neuronas.

Gracias al Cerebro logramos hablar, recordar y trabajar.

Desde que nacemos hasta que morimos, nuestro Cerebro va evolucionando, cambia su desempeño y modifica su rendimiento.

A medida que vamos creciendo nuestras funciones cognitivas, Atención, Memoria, Lenguaje y Habilidades Motrices y Ejecutivas se modifican y se amoldan a las exigencias de la vida familiar, educativa, laboral y social.

Se ha comprobado que el entrenamiento cognitivo estimula y activa otras áreas cerebrales por eso cuando lo ejercitamos no importa la edad que tengamos mantenemos activa la mayor parte del Cerebro y si no se usa se ATROFIA.

El sueño es una función muy importante para el Cerebro para poder fijar nuevos recuerdos. La Atención y la Memoria son dos puntos importantes en el manejo cerebral.

Las técnicas de mejoramiento de la atención son herramientas de estimulación de la Memoria. No hay momento del día que no utilicemos la atención y todo lo que hacemos la estimula y esto es fundamental a la hora de querer memorizar.

Si no hay interés no hay memoria. El ejercicio tiene que despertar interés, ser de su agrado motivarlo y representar su justo desafío.

Todo lo que hacemos, primero en forma consciente, después lo implementamos de manera automática.

Muchos ejercicios que estimulan la función del Lenguaje implican deducción y resolución de problemas de la vida diaria, elementos básicos para mantener calidad de vida e independencia.

Es importante mantener activa la Creatividad que es la función Cerebral que asocia, analiza e interpreta los conocimientos previamente adquiridos para lograr generar nuevas ideas.

Nuestro Cerebro no para y por eso hay que encontrar la forma de lograr que tenga descanso. Debemos realizar algún tipo de actividad placentera que nos relaje y le brindemos un “respiro” al Cerebro.