Homenaje a la artista cajiqueña 2016

Cajicá celebra sus 479 años y para festejarlos realizará diversas actividades. Una de estas se será la celebración del día de la mujer, la cual se efectuará por parte del Instituto de Cultura y Turismo, junto al homenaje a la Artista Cajiqueña 2016.

Adriana Macías, artista cajiqueña

Adriana Macías, artista cajiqueña

Este evento, que cumple su 5to aniversario, tendrá como invitada a la artista María Paz Gaviria y como artista cajiqueña homenajeada a Adriana Macías.

Adriana Macías es cajiqueña y madre de 3 hijos. Estudió Dibujo Arquitectónico y Decoración en la Universidad Jorge Tadeo Lozano. En 1.983 realizó su primera exposición “Muestra de Arte Joven” en el Fondo de Empleados del Banco Ganadero. Empezó su trayectoria como maestra, en 1.981, en el Centro Infantil de Arte “Taller de pintura para niños”. En el año 2000, con su décima exposición, recibió mención de honor, quedando en el segundo puesto por parte de la casa de la cultura de Cajicá.

A partir de esta fecha, Adriana ha realizado diversas exposiciones en el municipio, para diferentes eventos como: Salón primavera, Homenaje a la mujer cajiqueña y cumpleaños de Cajicá. Actualmente continúa como docente en la Casa en el Árbol, Centro de integración sensorial.

El Observ@dor habló con la cajiqueña, quien nos contó un poco de cómo ha sido su vida y trayectoria como artista.

El Observ@dor: ¿A qué edad le empezó el gusto por la pintura?

Adriana Macías: El amor por el arte hace parte de mi vida desde que tengo memoria, a muy temprana edad, tal vez 3 años. Me encantaba mirar los paisajes, las personas, los monitos de los dominicales, las ilustraciones de los cuentos y, los sábados en las vacaciones, mis ocho hermanos y yo nos levantábamos a dibujar.

E.O.: ¿Qué era lo que más le gustaba pintar?

A.M.: El paisaje ha sido vital para mi vida, una relación íntima de pasado y presente, escuela de vida, me ha da todo lo que necesito para ser, me llena de sentimientos, me habla o se calla generando serenidad, es fuente de creatividad al contemplarla y un reto permanente desde lo técnico hasta lo espiritual.

E.O.: ¿Cuál ha sido su obra más significativa?

A.M.: La mejor obra de mi vida han sido mis hijos y, de mis trabajos, el más significativo el paisaje, proceso de cambios, una herramienta que, pincelada tras pincelada, me ha descubierto como artista y como persona. En este está el deseo de la libertad y la expansión, el respeto y el amor; solo comunicar.

E.O.: ¿A quién le heredó este talento?

A.M.: A mis padres, dibujaban bastante bien. Vi siempre a mi padre escribiendo, haciendo mapas en el tablero cuando estudiaba sus asuntos médicosv y mi madre muy creativa, todas las tardes reunidos, contaba e inventaba cuentos de princesas y hadas, alimentando mi mundo de imágenes irreales.

E.O.: ¿Qué siente al ser la artista cajiqueña homenajeada 2016?

A.M.: Me siento agradecida por el reconocimiento al trabajo hecho a través de mi historia. Gracias primeramente a Dios, a mi familia, al Instituto Cultural, que apoya todas las expresiones artísticas y culturales. En el área del arte, gracias a la coordinadora, la señora Sonia Herrera, quien tuvo la iniciativa de invitarme para ser la artista homenajeada en este acto. Es un honor y una gran responsabilidad.