Por: Clemencia López, Cruz Antía. Andariega. Foto: Lo que estamos defendiendo. 1. Guaco (Nycticorax nictycorax), 2. Chotacabras Norteño, migratorio (Chordeiles minor), 3. Grupo de patos Canadienses, migratorios (Spatula discors) 4. Curí de humedal (Cavia anolaimae).    Fotos: Andrés Alarcón.

Inspirada en el hermoso testimonio de la artista cajiqueña Beatriz Gómez de Moreno que reflexiona “uno empieza a caer y caer en ese pesimismo, miro allá, se me olvida que hay pandemia… voy al río, se me olvida y allá esta Dios que me está dando esto tan lindo» hablando sobre el impacto emocional que ha generado la pandemia.

Tras leer esto confirmo que debemos continuar el andar de la causa de defender el Río Bogotá y los demás ríos afectados por la adecuación hidráulica, para despertar la conciencia ciudadana y de los funcionarios responsables de su cuidado y protección, como son la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, en cabeza del Sr. Luis Fernando Sanabria y del Sr. José David Bohórquez director del  Fondo para las Inversiones Ambientales de la Cuenca del Río Bogotá (FIAB) que para el 2.020 manejaron un presupuesto de $ 886.688´308.490, así como de la mano de las alcaldías municipales y secretarias de ambiente.

En este andar he acompañado las diversas actividades del Colectivo Voces del Rio y Cuidadores del Territorio Cajicá, desde el primer plantón realizado el 11 de noviembre 2.020 frente a las instalaciones de la CAR y el seguimiento a los compromisos adquiridos por el director sr. Sanabria

  1. Detener la contratación de obras de adecuación hidráulica desde puente Vargas Cajicá hasta Villapinzón que afectaría los municipios de Cajicá, Tocancipá, Gachancipá, Sesquilé, Suesca, Chocontá y Villapinzón.
  2. Suspender las obras de adecuación hidráulica; en una visita al Rio Suta, (posterior al Plantón, aún se veían retroexcavadoras interviniéndolo). 
  3. Concertar el diseño de las restauraciones de los ecosistemas acuáticos y terrestres de los ríos ya intervenidos, con la participación amplia y efectiva de las comunidades.

4 INVOCANDO EL PRINCIPIO DE PREVENCIÓN

Nota: Tanto para el punto 1 y 4 está en curso una Función Preventiva por parte de la Procuraduría General de la Nación y a la fecha está pendiente respuesta y acción por parte de la CAR.

Se realizaron varias visitas por parte del Director Sanabria al Rio Chicú en Tenjo, Teusaca en La Calera, Rio Bogotá en  Cajicá, en Chía al humedal Samaria, además, se realizó una reunión para hablar de restauración por parte de la Dirección de Gestión del Ordenamiento Ambiental y Territorial (DGOAT), para los ríos afluentes del Bogotá, pero a la fecha no se han iniciado las mesas técnicas, ni trabajos de restauración en ninguno de los ríos afectados.

Restauración del Río Bogotá a su paso por Cota, Chía, Cajicá, responsable FIAB, a la fecha no se ha realizado reunión alguna para la restauración.  Los encuentros previstos se han cancelado, por motivos de falta de contratación de funcionarios, cambio del director del FIAB entre otras.

Después de cinco meses de inicio de la movilización ciudadana en varios municipios del departamento de Cundinamarca, vemos que la CAR frenó en seco la disposición y compromisos adquiridos con la comunidad, para iniciar la vital restauración ecológica de la ronda del Rio Bogotá y sus afluentes.  Para devolver el hábitat a la fauna nativa de La Sabana de Bogotá y su importancia eco sistémica, para la pervivencia de ella y de los humanos que habitamos el territorio.

La ciudadanía ha continuado su andar en esta causa, el pasado mes de marzo los días 19, 20 y 21 en Tenjo, Chía, Cajicá y la Calera se realizó una siembra de árboles en las riberas de los ríos afectados, en protesta por la demora en el inicio de las restauraciones e invitando a la CAR a tomar acciones urgentes y reales.

En el caso de Cajicá hemos realizado varios recorridos en los 10 kilómetros afectados, identificando vertimientos, apropiación y relleno de la ronda y en la zona de manejo y preservación ambiental (ZMPA), desconexión total entre el Río Bogotá y sus humedales que están muriendo por falta de agua, también los muchos meandros que  son considerados como otro tipo de humedales y que fueron destruidos con la adecuación hidráulica. 

En el último recorrido realizado el pasado 27 de marzo 2.021 junto con la secretaria de Ambiente de Cajicá y el grupo ambientalista Cuidadores del Territorio, se evidenciaron graves intervenciones en la ronda y la ZPMA, que estamos pendientes sobre cuales acciones tomará la administración municipal. Asimismo se acordó que este recorrido es el inicio de la instalación de la mesa de restauración ecológica en Cajicá.

En cada recorrido que hacemos la naturaleza nos sorprende, hemos visto magníficos ejemplares de lechuzas, 3 clases de Búhos, además de una bandada de más de 100 halcones migratorios que parten de Canadá en septiembre, recorren cerca de 15.000 km y duran 53 días hasta llegar a Chile y retornan en abril; esto nos fortalece y nos inspira a continuar la defensa y la exigencia de la restauración del Rio Bogotá y sus afluentes.

Foto: Arcadio Marín.

Compartimos evidencia de la riqueza de nuestro territorio, gracias a la agrupación ecologista Cajicá Biodiversa y Alas Andinas.

En la pasada sesión del Concejo Municipal de Cajicá, 6 de abril 2.021, invitamos a los concejales, a la Administración Municipal y a la ciudadanía a acompañar y gestionar la restauración ecológica, tanto del Río Bogotá, como para el rescate de los humedales, iniciando con el humedal Chunugua.

Preocupa e invitamos al Ministerio de Ambiente para informar que pasó con el requerimiento que le hizo a la CAR sobre las adecuaciones hidráulicas desde noviembre 2.020 y a los entes de control. 

Asimismo el silencio y falta de pronunciamiento por parte del Tribunal de Cundinamarca y del Consejo Estratégico de Cuenca.

Qué es el CECH?

Es un espacio de articulación institucional, creado por la Sentencia del Consejo de Estado en el año 2014 (artículo 4), con el propósito de dirigir, gestionar, articular, integrar y coordinar con un enfoque sistémico, la cuenca hidrográfica del Río Bogotá.

(*) El enfoque sistémico engloba la totalidad de los elementos del sistema estudiado así como sus interacciones y sus interdependencias.

Las entidades que conforman el CECH son:

Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS), Departamento de Cundinamarca, Secretaria Distrital de Ambiente (SDA) Bogotá, Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), Gobernación de Cundinamarca, Dos representantes de entes territoriales de la cuenca:  Municipio El Colegio y Municipio Cajicá, Invitados:  Procuraduría General de la Nación (Consolidación  Administrativa) y Contraloría General de la República (Participación Ciudadana)

¿Cuáles son las funciones del Consejo?

* Coordinar, cooperar y gestionar con los entes territoriales y las autoridades ambientales la implementación y seguimiento de la Política Ambiental.

* Incrementar los mecanismos de coordinación y cooperación interinstitucional e intersectorial, y evaluar periódicamente su gestión permitiendo el fortalecimiento de las instituciones encargadas de la gestión ambiental.

* Establecer directrices y procedimientos para la articulación de acciones entre las Corporaciones Autónomas Regionales y las entidades territoriales, para el manejo y financiación de proyectos comunes.

* Desarrollar acciones para la articulación entre las Autoridades del orden Nacional, Regional, Departamental, Distrital y Municipal.

* Desarrollar acciones de articulación y coordinación para la planificación ambiental territorial entre las diferentes instituciones con competencia en el tema.

* Establecer directrices e implementar programas para la cooperación regional entre las autoridades ambientales y los entes territoriales para la formulación, estructuración, desarrollo, ejecución y puesta en marcha de las estrategias, planes, programas, proyectos y, en general, todas las actividades necesarias para la gestión integral de la cuenca hidrográfica del río Bogotá.

* Dirimir las diferentes problemáticas del orden técnico, administrativo y financiero en torno al recurso hídrico en la cuenca hidrográfica del río Bogotá.

* Realizar el monitoreo, evaluación y seguimiento a la gestión adelantada de manera integral para la recuperación y sostenibilidad de la cuenca del río Bogotá.

(*) Fuente: Pagina web del Observatorio Colombiano de Gobernanza del agua (Minambiente, Ideam, Unirosario).

Dicho esto debo expresar que considero que la restauración y la protección de la ronda natural de los ríos es una obligación que tenemos todas las personas, quienes debemos exigir a las instituciones que cumplan sus funciones del cuidado de la naturaleza, a reconocer la importancia que tienen estos ecosistemas para la permanencia de la vida y su contribución en mayor medida hoy con la situación de pandemia, cambio climático, perdida de espacios públicos verdes, que vive el mundo. 

Es un llamado de la naturaleza a reencontrarnos con ella y protegerla, conservarla y vivirla.

Para que volvamos al río y se nos pase…

Clemencia López. Andariega.

Translate »