Por: Liliana Castillo

El certamen busca “entender al otro y dialogar, encontrar soluciones negociadas, no tomarlo como un contrincante”. Con el apoyo de la Oficina de Información de la ONU en Colombia, más de 90 estudiantes de Chía y Cajicá se dieron cita entre el 31 de julio y el 2 de agosto en el Colegio Montemorel de Chía, para participar en el Modelo de Naciones Unidas, que por primera vez reunió a instituciones públicas y privadas.

Cuando miro el mundo soy pesimista, pero cuando miro a la gente soy optimista” solía decir el estadounidense Carl Rogers, precursor de la psicología social en el siglo XX. Sus principios han dejado huellas profundas en muchas personas, especialmente los que atañen a la empatía y la congruencia. Entre aquellas, Juan David Pinzón Correa, gerente administrativo del Colegio Montemorel, quien asegura que “no solo buscamos una formación académica de excelente nivel sino también proporcionar una educación en los valores humanistas.”

En su discurso de apertura del Modelo de Naciones Unidas, en completa sintonía con los pre- ceptos humanistas, Pinzón entrevió la naturaleza del certamen y también las particularidades de sus anfitriones: “De Tokio a Nueva York, pasando por París, Johannesburgo, Rabat o La Paz, estudiantes como ustedes se conglomeran con el ánimo de simular las instancias de las Naciones Unidas (…) Que sea este un ejercicio que también les permita tomar conciencia de que siempre pueden, cada uno de ustedes, con voluntad, con ustedes mismos y con el otro, sobrepasar dificultades, formar parte de algo superior, algo que nos sobrepasa, y tener un impacto, positivo, en nuestros entornos.”

Parte del desarrollo de estos valores, se ponen en práctica en los Modelos de Naciones Unidas, “especialmente el de entender al otro y dialogar, encontrar solu- ciones negociadas, tomar al otro no como contrincante” asegura Pinzón. Durante el evento esco- lar, los estudiantes se empoderan de la representación diplomática de más de 50 países y discuten sus posiciones frente a temas álgidos y de importancia global.

“Aller le mile supplémentaire”

Esta alocución en francés, re- salta la importancia de recorrer la milla extra. Juan David Pin- zón Correa, recién llegado del país galo, PhD en Management e Investigador asociado de la Universidad AixMarseille, tuvo muy clara la necesidad de profundizar en materia educativa al interior de Sabana Centro. Exalumno e hijo de una de sus fundadoras del Colegio Montemorel -Luz Marina Correa, la otra: Graciela Pinillos-, señala que el fortalecimiento de las relaciones de los colegios públicos y privados en la región, es una prioridad. Este año el Colegio José Joaquín Ca-

sas, de carácter público, participa de manera activa en el Modelo de Naciones Unidas. Junto a ellos las delegaciones del Colegio Oxford Campestre, el Liceo Edad de Oro y del Colegio Personalizado Pen- samiento, de Cajicá.

Durante el evento los jóvenes pudieron experimentar de primera mano las maneras reales de la diplomacia, debatir tanto en inglés como en español, desarrollar capacidades de negociación y escuchar a sus pares en las diversas comisiones dispuestas en la ONU: Mujeres, Salvamento, Liga Árabe y Consejo de Seguridad. La clausura del evento, contó con la participación del alcalde de Chía, Leonardo Donoso.

AD PORTAS: FORO REGIONAL PARA LA EDUCACIÓN

El encuentro, sirvió de preámbulo al Foro de Educación Regional, por celebrarse a finales de septiembre próximo, del cual el Montemorel es anfitrión desde hace 25 años, pues “… para pensar en el beneficio del territorio en materia de educación regional, hay que hablar de innovación, analizarla de manera acrítica. En el Foro… abordaremos también las prácticas diferenciales en la educación para el siglo xx. Sí, debemos innovar, pero con sentido”, agregó finalmente el señor Pinzón

Fotografía EL OBSERVADOR – Edilberto Devia

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: